headerphoto


II PLAN DIOCESANO DE PASTORAL

Plan2

A finales de 1996 el Sr. Obispo nombra una Comisión Diocesana de Pastoral cuyo coordinador es el Pbro. Rigoberto Ruíz Palos. Según encargo del mismo Sr. Obispo esta comisión tiene como finalidad implementar el Plan Pastoral y llegar a una II Asamblea de Pastoral que se realizaría en agosto de 1997.

Tenemos que decir que el Presbiterio, Religiosos, Religiosas y Laicos respondieron muy positivamente al trabajo que se realizó en preparación para la Asamblea que se celebró del 25 al 29 de agosto de 1997.

Pequeña crónica de la asamblea: Desde las 9:00hrs., el patio central del Seminario comenzó a poblarse de gentes venidas de todos los rincones de la Diócesis. A las 9:30 hrs., comenzó a trabajar el equipo de animación, con cantos de animación y movimientos; la asamblea, callada y sin mucho ánimo al principio, terminó cantando y en movimiento total.

La apertura: El Sr. Obispo hace un recuerdo de los ocho años transcurridos desde que el Primer Plan Diocesano se elaboró, hace memoria de los trabajos realizados para él, de los logros y fracasos, de las actividades y las perezas, de las aceptaciones y rechazos que se dieron hacia el mismo.

El momento actual es un momento histórico para esta Diócesis: hay una conciencia más madura de la realidad humana, búsqueda de la verdad y respeto a la libertad, interés por conocer más la Sagrada Escritura y por meditarla.

Pero junto con estas luces existen también sombras: acciones destructivas de la vida y de la salud, religión vacía de compromiso, sectas que reducen el Evangelio, ateísmo práctico que vacía de Dios la conciencia humana y la llena con satisfactores humanos como el dinero, vacío de presencia del sacerdote en colonias nuevas por falta de pastores, atentados contra la vida  por el aborto y la violencia.

Fue un mensaje verdaderamente significativo para todos los asambleístas.

El Padre Rigoberto Ruiz, Coordinador de la Comisión Central de Pastoral, da la bienvenida a los asambleístas. Se lee el Cap. 21 del Evangelio de San Juan, “La pesca milagrosa” y se comenta: “Nuestro obispo nos dijo: ‘voy  a pescar’ y nosotros le dijimos: ‘vamos contigo’ y aquí estamos para pescar con nuestro obispo. Lanzaremos  la red confiando en el nombre de Jesús; confiando en la Madre que nos dice: “¿No estoy yo aquí que soy tu madre? Lanzar la red es tener un hondo amor a la Iglesia, a nuestra Iglesia como es y como queremos que sea. Lanzar la red es una tarea de compromiso, de comunión”.

En el transcurso de la semana se elabora el Marco Referencial, el Diagnóstico, el Objetivo General, se buscan las prioridades y se elabora un curso de acción para la primera prioridad.

A la asamblea asistieron: 12 sacerdotes religiosos, 3 hermanos religiosos, 65 religiosas, 154 sacerdotes diocesanos, 27 representantes de movimientos, 4 invitados especiales, 125 laicos de la ciudad, 118 laicos de fuera de la Ciudad, 56 seminaristas y 18 diáconos.

En la clausura de la Asamblea, en la Eucaristía, el Sr. Obispo nos dice: “Algunos hemos venido a la asamblea con desconfianza, pero pusimos nuestros pequeños recursos en las manos de Dios y ahora nos vamos contentos. La Santísima Virgen ha estado con nosotros en estos días, como ha estado con nuestra Iglesia por ya casi cien años.

Podemos sentirnos satisfechos de nuestro trabajo. Nos reunimos y con nuestra unión hemos enriquecido la Asamblea. Hemos sentido en estos días el paso del Señor por nuestra Diócesis. Nos hemos asombrado al contemplar nuestra realidad, sobre todo en el campo social.

La asamblea ha abierto un camino a los obreros apostólicos y nos ha hecho sentir que la Iglesia necesita de nosotros. No dejemos la tarea a medias. No seamos como los necios de los que nos habla el Apóstol Santiago que ven su rostro en el espejo y luego se olvidan de él. Hemos escuchado el clamor de nuestros laicos diciendo que necesitan de nosotros. Ustedes laicos son el rostro de la Iglesia delante de los alejados”.

Mensaje de la Asamblea: Al terminar la Asamblea el 29 de agosto, los integrantes de la misma enviaron a toda la Diócesis un mensaje, extracto algunos párrafos del mismo:

Reunidos como Iglesia de Jesús, bajo la guía del Espíritu Santo y con la maternal protección de Nuestra Señora la Madre de Jesús y Madre Nuestra, presididos por nuestro Obispo, todos los sacerdotes, Religiosos, Religiosas y Laicos participantes en esta II ASAMBLEA DIOCESANA DE PASTORAL les enviamos a todos los fieles de la Iglesia de Aguascalientes un fraterno saludo como señal de nuestro afecto y preocupación por todos.

Hemos puesto en primer lugar  de nuestros trabajos Pastorales para los años de vigencia del plan (1997-2002) a la familia. En muchas de nuestras familias se guarda la reserva de nuestra identidad Nacional y Religiosa.

Hemos puesto también nuestra voluntad sellando un compromiso en favor de la formación permanente, gradual e integral de los agentes de Pastoral.

Hemos tomado mayor conciencia de nuestro deber de Iglesia a saber, de nuestra tarea de evangelizar, es este nuestro gozo y alegría, nuestra razón de ser y nuestra identidad más íntima.

El objetivo general de nuestro trabajo pastoral lo hemos redactado así:

Intensificar eclesialmente una Nueva Evangelización integral, gradual y encarnada, a ejemplo de María, para que personas y estructuras vivamos los valores del Reino en nuestra Diócesis

Al despedirnos queremos comunicarles que estos han sido unos días inolvidables de comunión fraterna, estudio y convivencia con la experiencia de la gracia, porque estamos seguros de que el Señor ha estado con nosotros.

Conclusiones de la II Asamblea

Diocesana de Pastoral


Objetivo General


Intensificar eclesialmente una Nueva Evangelización Integral, gradual y encarnada a ejemplo de María; para que personas y estructuras vivamos los valores del Reino en nuestra Diócesis

LÍNEAS DE ACCIÓN PRIORITARIAS

En el apartado anterior constatamos muchas urgencias en cada una de las áreas de pastoral. Ante la imposibilidad de atender a todas esas necesidades, la II Asamblea Diocesana de Pastoral eligió algunas líneas de Pastoral como prioritarias. Son las siguientes:



(II P.D.P. Nº. 263)

Pastoral Familiar

Es indispensable que la familia descubra su identidad y misión en el Plan creador y redentor de Dios. Para ello habrá que estructurar y desarrollar las acciones pastorales pertinentes.

(II P.D.P. Nº. 264)

Pastoral Profética

Es deber de nuestra Iglesia hacer accesible el Evangelio a todos los hombres, con todas sus exigencias a fin de que Cristo esté en el corazón y en la vida de todos los hombres para que puedan salvarse.

(II P.D.P. Nº. 265)

Agentes de Pastoral y su formación

Todas nuestras acciones pastorales sólo serán posibles, obviamente con la fuerza del Espíritu Santo pero también si los Agentes de Pastoral están enraizados en Cristo, por una sólida vivencia espiritual y con una formación adecuada a su propia vocación y misión.

(II P.D.P. Nº. 266)

Además se tomaron las otras dos Tareas Fundamentales: Pastoral Litúrgica y Pastoral Social para trabajarse junto con las prioridades.



                                Santa Sede                     Episcopado Mexicano          CELAM                         Aciprensa.com                Zenit.org
  Sitios de Interés      BuenasNuevas.com          Corazones.org                   Directorios Católicos      ServicioCatolico.com      Encuentra.com
                                Servicios koinonia.org      Santa Sede nuevo portal