headerphoto


Obispos que han gobernado la Diócesis

FRAY JOSÉ MARIA DE JESÚS PORTUGAL Y SERRATOS, O.F.M.

I Obispo

Este primer Obispo de la Diócesis fue religioso franciscano, gobernó la diócesis de 1902 a 1912. Famoso como orador sagrado, había escrito numerosas obras de filosofía, teología y espiritualidad.

La principal obra pastoral del primer Obispo fue sin duda la misma organización de la Diócesis, que promovió estableciendo la Curia, apoyando el Seminario (desde entonces Diocesano), practicando la Visita Pastoral, vigilando la ortodoxia y alentando la piedad popular.

El Sr. Obispo Portugal, promovió el Patronato de San Miguel Arcángel sobre toda la Diócesis y la consagró al Sagrado Corazón de Jesús.

Aprobó el naciente Instituto de la Inmaculada Virgen María, cofundado por la Madre Julia Navarrete y que ahora se denomina Misioneras Hijas de la Purísima Virgen María. Alentó la fundación de la "Sociedad de Obreros Católicos"; ordenó 27 Presbíteros y envío sesenta y cuatro Cartas Circulares.

EXCMO. SR. D. IGNACIO VALDESPINO Y DIAZ.

II Obispo

Es el segundo Obispo de la Diócesis de Aguascalientes de 1913 a 1928. Hombre de notables dotes de gobierno, tuvo que afrontar y sufrir las consecuencias de la persecución religiosa desatada por algunos revolucionarios. Desterrado en San Antonio Texas entre 1914 y 1917.

Reorganiza la Diócesis en 1918, y en 1919 preside la celebración del primer Sínodo Diocesano.

Durante el gobierno del Excmo. Sr. Valdespino, tuvo auge en la Diócesis el llamado "Catolicismo Social". En 1919 regaló a la Catedral la imagen de la Patrona, que el mismo llamó "Nuestra Señora de Aguascalientes".

Murió en el destierro en San Antonio Texas, durante la Persecución Religiosa (1926 a 1929), el 12 de Mayo de 1928. Emitió 16 Cartas Pastorales y 79 Circulares. Durante su gobierno fueron ordenados 22 Sacerdotes Diocesanos y 6 Congregaciones Religiosas femeninas se establecieron en la Diócesis.

SIERVO DE DIOS D. JOSÉ DE JESÚS LÓPEZ Y GONZÁLEZ

III Obispo

Tercer Obispo de la Diócesis de Aguascalientes, la gobernó de 1930 a 1950. Era un hombre de eximia piedad y pastor de notable prudencia, demostrada ya anteriormente por la colaboración en el régimen pastoral de esta Diócesis, como Pro-Vicario General, desde los primeros años de gobierno del Sr. Valdespino, luego Secretario de la Sagrada Mitra, después Vicario General y al final Obispo Auxiliar.

Sus principales preocupaciones y empresas pastorales fueron: El Seminario, la Catequesis, la Escuela Católica y la Acción Social. Estableció el Día del Seminario y fundó la "Liga de Recíprocos Auxilios entre el Seminario y los Fieles". En 1932 erigió, con autorización de la Santa Sede, la Congregación Religiosa de Hermanas "Maestras Católicas del Sagrado Corazón de Jesús" con el fin de establecer centros educativos populares en los barrios de la ciudad y en los lugares más pequeños. Ordenó 76 Presbíteros. Emitió 15 Cartas Pastorales y 429 Circulares.>
En 1946 la Santa Sede estableció el Cabildo Catedralicio y en 1949 declaró Basílica Menor a la Santa Iglesia Catedral de Aguascalientes.

Lo más sobresaliente de la sabiduría pastoral de Mons. López y González, se encuentra codificado en los Decretos del 2º. Sínodo Diocesano, que el celebró y presidió en julio de 1945, como parte de las Celebraciones Diocesanas del 50 Aniversario de su Ordenación Sacerdotal, el Papa Pío XII en 1947 lo nombró "Conde y Asistente al Solio Pontificio".

El Excmo. Sr. López y González murió en la ciudad de México el 11 de Noviembre de 1950, a las 0:30 hrs. Sus Exequias se celebraron el día 13 de Noviembre, a las 9:00 a.m., en la Santa Iglesia Catedral, donde fue sepultado en la parte posterior del altar mayor.

En su lápida se lee: "Su Diócesis lo recuerda por su Bondad de Padre y sus Virtudes de Santo".

En la Catedral Basílica de Aguascalientes, el día 5 de noviembre de 1996 se llevó a cabo la apertura de su Proceso de Canonización, y el día 23 de diciembre de 1997, en el mismo lugar, se clausuró su etapa Diocesana. Actualmente continúa dicho Proceso en la Ciudad de Roma.

EXCMO. SR. OBISPO D. SALVADOR QUEZADA LIMÓN

IV Obispo

Fue el IV Obispo de la Diócesis, la gobernó de 1951 a 1984, año en que renunció debido a al edad canónica establecida por el Derecho Canónico.

La nota característica de su gobierno fue la multitud de obras apostólicas que él emprendió y promovió, de manera especial el Seminario Diocesano, dotándolo de un magnífico edificio.

El Excmo. Sr. Quezada Limón, participó en el Concilio Vaticano II, y en el II Concilio Provincial de Guadalajara. A él correspondió aplicar en la Diócesis las trascendentales reformas eclesiales del Vaticano II, para lo cual fue conduciendo prudentemente los pasos de la renovación en la Liturgia, en la formación sacerdotal, etc., y estableció el Consejo Presbiteral.

Impulsó gradualmente la piedad popular Mariana, especialmente durante el "Quincenario" de las fiestas Patronales de Nuestra Señora de la Asunción, cuya Imagen coronó él mismo con Coronación Pontificia el día 15 de Agosto de 1983.

Del Excmo. Sr. Quezada recibieron el Orden Presbiteral, más de 100 Sacerdotes Diocesanos. Erigió 17 parroquias y emitió alrededor de 700 Cartas Circulares.

Compartió el Excmo. Sr. D. Salvador Quezada Limón, el gobierno de la Diócesis, durante ciertos períodos, con otros Obispos: Con el Excmo. Sr. Obispo D. Alfredo Torres Romero, (Coadjutor, de febrero a octubre de 1975) y con el Excmo. Sr. D. Ricardo Guizar Díaz (Auxiliar, de febrero de 1978 a febrero de 1984). Por encargo de la Santa Sede, el Sr. Obispo D. Alfredo Torres estuvo encargado de la Administración Apostólica de la Diócesis, "Sede plena", de Octubre de 1975 a Diciembre de 1976.

Mons. Quezada Limón murió el día 20 de Noviembre de 1993, a las 9:30 p.m. en el "Hogar del Anciano", de esta Ciudad.

Fue velado en la Santa Iglesia Catedral Basílica. Su Misa Exequial se celebró el día 22 de Noviembre, a las 13:30 hrs., y fue presidida por el Excmo. Sr. Obispo D. Rafael Muñoz Nuñez, acompañado del Excmo. Sr. D. Rafael García González, Obispo de León, Gto., y de una gran número de Sacerdotes.

En la parte posterior del altar mayor de la misma Santa Iglesia Catedral, yacen los restos del Excmo. Sr. D. Salvador Quezada Limón, quien "Proclamó Incansablemente el Evangelio de Jesucristo y Fomentó el Amor a la Madre de Dios", tal como reza la inscripción de su lápida bendecida por el Excmo. Sr. D. Emilio Carlos Berlie Belaunzarán, entonces Obispo de Tijuana, el día 20 de Junio de 1994.

EXCMO. SR. D. RAFAEL MUÑOZ NUÑEZ. OBISPO EMÉRITO DE AGUASCALIENTES

V Obispo

Nació en Vista Hermosa, Mich., el día 14 de enero de 1925, de una familia de gran espíritu cristiano. Su infancia la transcurrió en la ciudad de México y posteriormente en Guadalajara, en donde curso los estudios de primaria.

Entró al Seminario Conciliar de Guadalajara en donde se preparó en los estudios de Humanidades y Filosofía hasta que en 1947, pasó al Seminario de Montezuma de Nuevo México, U.S.A., para realizar brillantemente su formación teológica.

Fue ordenado Sacerdote el 24 de marzo de 1951 en el mismo Seminario de Montezuma y regresó a la ciudad de Guadalajara.

Desempeñó su Ministerio Sacerdotal en la Acción Católica a nivel nacional durante muchos años, al mismo tiempo que colaboraba en las Parroquias de San Jacinto en San Angel y en la Coronación de la Colonia Condesa.

En el año de 1959 se incorporó a su Diócesis de Guadalajara en donde colaboró en la Curia Diocesana y atendió otros ministerios como Asistente Diocesano de la Corporación de Estudiantes, Capellán de un hospital y de una Iglesia.

En el año de 1964 fue llamado a la ciudad de México para colaborar en los Organismos Nacionales de la Acción Católica al mismo tiempo que prestaba sus servicios en la Delegación Apostólica (1968-1970) hasta que S.S. Pablo VI lo preconizó Obispo de Zacatecas el 20 de julio de 1972, donde desempeñó su ministerio Episcopal contando con la simpatía de los Sacerdotes y de los Fieles de la ferviente Diócesis de Zacatecas, hasta que fue nombrado Obispo de la Diócesis de Aguascalientes, el 1º de junio de 1984 por su S.S. Juan Pablo II. Tomó posesión de la Diócesis el día 1o. de Agosto de 1984, y desde entonces trabajó por realizar la unificación de todos los trabajos pastorales, convocando a reuniones que se hicieron una saludable costumbre, los martes de cada semana, dedicadas a diferentes actividades: Espiritualidad, Estudio, Organización Pastoral, Decanatos, etc.

Tuvo dos Vicarios Generales, el P. Lic. D. Ricardo Martín del Campo y el Sr. Cango. D. Miguel B. Medina Fernández; igualmente dos Secretarios Generales, el Sr. Cura. Lic. Adrián Luévano Carrillo y después el P. Lic. J. Raúl Sosa Palos. Asimismo tuvo un Pro-Vicario General, el Sr. Cango. D. Francisco López Agredano, y un Pro-Secretario, el Sr. Cura D. Rafael Tristán García, sustituido tiempo después por el P. Lic. J. Raúl Sosa Palos, posteriormente Secretario General de la Curia Diocesana.

El 18 de mayo de 1998, Su Santidad el Papa Juan Pablo II aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis de Aguascalientes, presentada por motivos de salud, nombrándolo Administrador Apostólico "sede vacante" de la misma, hasta el 27 de junio de 1998, en que tomó posesión de esta Diócesis su susesor, el Excmo. Sr. Obispo D. Ramón Godínez Flores.

EXCMO. SR. D. RAMÓN GODÍNEZ FLORES. VI OBISPO DE AGUASCALIENTES

VI Obispo

Nació el 18 de abril 1936, en Jamay, Jal., situado a las orillas del Lago de Chapala. Sus padres fueron Don J. Cleofas Godínez y Doña Ma. del Refugio Flores. A los seis días de nacido fue bautizado por el Sr. Cura D. Antonio Curiel. El 17 de octubre de 1937, recibió el Sacramento de la Confirmación por el Excmo. Sr. José Garibi Rivera, Arzobispo de Guadalajara.

Su Primaria la realizó en su Pueblo natal y al terminarla ingresó al Seminario de Guadalajara, donde concluyó con éxito sus estudios de Latín, Humanidades y Filosofía.

Después prosiguió sus estudios en Roma (1955-1960) donde consiguió la Licenciatura en Teología y en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana.

Fue ordenado Sacerdote en Roma, el 25 de Octubre de 1959, en la Capilla del Colegio Pío Latinoamericano, por el Excmo. Sr. Obispo D. Antonio Samoré.

Al regresar de Roma a su Patria, en agosto de 1961, desempeñó los siguientes cargos: Profesor de Religión y de Latín en el Seminario Diocesano de Guadalajara; Juez Pro-Sinodal de la Arquidiócesis; Prefecto de Disciplina del Seminario; Director Espiritual del Seminario; Vicario Cooperador de la Parroquia del Santo Cura de Ars; Capellán de "San Jorge Mártir" (1962-1967); Profesor de Derecho Canónico en el Seminario (1967-1980); Párroco de "Nuestra Señora de la Luz" (1971-1972); Presidente del Consejo Presbiteral de la Arquidiócesis de Guadalajara (1972-1978); Secretario-Canciller de la Curia de la Arquidiócesis de Guadalajara (1972-1980).

El 28 de marzo de 1980 fue elegido Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, con el título de la Iglesia de Centenaria. La Consagración Episcopal tuvo lugar en la Catedral Basílica de Guadalajara, el 24 de junio de 1980, solemnidad de San Juan Bautista. El consagrante fue el Exmo. Sr. Cardenal D. José Salazar. El Excmo. Sr. Arzobispo D. Jerónimo Prigione, dirigió la palabra.

Fue Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano por dos períodos: desde 1991 hasta 1997. Al término de esta labor regresó a Guadalajara.

El 18 de mayo de 1998 Su Santidad el Papa Juan Pablo II lo nombró Obispo de Aguascalientes. El 27 de junio de 1998 tomó posesión canónica de esta Diócesis.

LA VISITA DEL PAPA

Visita del Papa

El Papa Juan Pablo II visita Aguascalientes el 8 de mayo de 1990, permaneciendo en el territorio de la Diócesis (Aeropuerto J. Jesús Terán) unos 45 minutos. Desde el día 7 por la tarde comenzó a llegar al Aeropuerto la gente con la finalidad de apartar un lugar para estar más cerca del Papa, para verlo mejor. Esa noche, para hacer honor a los aguaceros de mayo cayó uno de ellos y no dejó nada seco. Por la mañana del día 8 todo el clero de la Diócesis se hizo presente en el lugar. El avión de Aeroméxico aterrizó cerca de las 10:00 de la mañana. Las porras y los vivas no se hicieron esperar desde que el Papa se presentó en la escalerilla del Avión.

En su discurso de saludo al pueblo de Aguascalientes y a los maestros de México, el Papa dijo entre otras cosas:

"El Papa ha querido llegar hasta vosotros en cumplimiento de su misión. El ha sido puesto por Cristo para confirmar en la fe a sus hermanos. Por ello os digo que améis y profeséis con todas vuestras fuerzas la fe católica que, modelada por la caridad, nos une a Cristo Jesús el Hijo de Dios viviente...."

"La cuestión educativa, que es responsabilidad de todos, se impone de manera creciente a la consideración de la opinión pública, y despierta un renovado interés en los diversos ámbitos de la responsabilidad política".
"Queridos maestros: Como profesionales de la educación y como hijos de la Iglesia católica sois conscientes de que conseguir unos objetivos elevados no depende sólo de los sistemas pedagógicos. El mejor método de educación es el amar a vuestros alumnos, vuestra autoridad moral, los valores que encarnáis. Este es el gran compromiso que asumís, antes que nada, ante vuestra conciencia..."

Ya fuera del papel escrito y leído y después de aplausos prolongados el Papa dijo: "Muchas gracias, muchas gracias, quiero decir a vosotros que el nombre de Aguascalientes es un nombre muy lindo, muy bello, para mí es un nombre que recuerda siempre a México, a los corazones calientes".

"¡Cómo se puede decir que no tiene corazones calientes! Entonces Aguascalientes es un nombre simbólico, para decir México se puede decir Aguascalientes. Hasta otra vez. Adiós."


                                Santa Sede                     Episcopado Mexicano          CELAM                         Aciprensa.com                Zenit.org
  Sitios de Interés      BuenasNuevas.com          Corazones.org                   Directorios Católicos      ServicioCatolico.com      Encuentra.com
                                Servicios koinonia.org      Santa Sede nuevo portal